Domplines: el sabor caribeño en un bocadillo

Los domplines son un bocadillo delicioso y lleno de sabor caribeño que no puedes dejar de probar.

Estos pequeños panecillos fritos tienen una textura esponjosa por dentro y una capa crujiente por fuera, lo que los convierte en la opción perfecta para disfrutar en cualquier momento del día.

Receta de los domplines

Además, su versatilidad permite combinarlos con una variedad de ingredientes, desde salados hasta dulces, lo cual los hace aún más irresistibles.

Ingredientes

Preparación

  1. En un recipiente grande, mezcla la harina de trigo, el polvo de hornear, la sal y el azúcar. Añade la manteca vegetal y mezcla hasta obtener una textura similar a la arena.
  2. Agrega el agua caliente poco a poco mientras mezclas la masa con una cuchara de madera. Amasa hasta obtener una masa suave y homogénea.
  3. Calienta suficiente aceite vegetal en una sartén profunda a fuego medio-alto. La temperatura ideal es de aproximadamente 180°C (350°F).
  4. Con las manos ligeramente enharinadas, toma pequeñas porciones de masa y forma bolitas de aproximadamente 2-3 centímetros de diámetro. Puedes hacerlas del tamaño que desees, pero recuerda que crecerán un poco al freírlas.
  5. Con cuidado, coloca las bolitas de masa en el aceite caliente y fríelas hasta que estén doradas y crujientes. Asegúrate de voltearlas constantemente para que se cocinen de manera uniforme.
  6. Retira los domplines fritos del aceite y colócalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.
  7. Si lo deseas, espolvorea azúcar en polvo sobre los domplines antes de servir. ¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de estos deliciosos domplines y transportarte al sabor caribeño de Puerto Rico.

Los domplines son una delicia que seguramente te dejarán con ganas de más. Prepáralos en casa y sorprende a tus seres queridos con un bocado caribeño irresistible. Disfruta de la magia culinaria de la isla del encanto con esta receta tradicional.